El Banco Mundial alerta del calentamiento global

El Banco Mundial alerta del calentamiento global

Mucha lluvia, sequía total. Los factores climatológicos pueden cambiar el rumbo de una cosecha. Pueden ser creadores de vida o destructores de alimentos. En muchos países, la seguridad alimentaria de sus habitantes depende de esos factores.

La mano del hombre y la falta de respeto a la tierra en la que vivimos, están llevando a que se produzcan efectos devastadoramente sorprendentes; por causas que, en muchos casos, son irreversibles.

Datos alarmante llegan desde el Banco Mundial, en un informe titulado Bajemos la temperatura: Fenómenos climáticos extremos, impactos regionales y capacidad de adaptación. Aquí se pronostica que para 2040 la temperatura del planeta habrá aumentado 2ºC. El calentamiento globlal, contra el que se lucha desde hace tantos años para evitar consecuencias naturales y humanas de gran calibre, trae consigo una complicación para la producción y acceso a los alimentos. Sequías o inundaciones, producen, y producirán si se acentúan, penurias alimentarias en todo el mundo. Los países desarrollados también sufriremos las consecuencias. Aunque, seguramente no en el porcentaje de otros.

El propio Presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, declaró: “Se necesitan medidas urgentes para reducir no solo las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también para ayudar a los países a prepararse para un mundo de fenómenos climáticos dramáticos y temperaturas extremas”. Esperemos que así sea y la comunidad internacional (por supuesto, el mismo Banco Mundial), conocedora de los datos y con el poder de cambiar el mundo, comiencen a mover hilos para evitar llegar a tan triste desenlace. Primero, promoviendo el ejemplo de cuidar y respetar el entorno; y segundo, y no menos importante, asegurándose de que los que siempre pierden puedan asegurar de alguna manera una cierta supervivencia alimentaria.

Entre ellos, por ejemplo, la zona del Sahel. No obstante, esta tarea se antoja difícil si observamos la actual “política” de ayuda a estos países asolados por las constantes sequías. Hace un tiempo escribí esta entrada en mi blog, que si bien está relacionada con la función mediática que cumplen las noticias de crisis humanitarias; también hace un guiño final hacia la cooperación Norte-Sur: El Sahel está de moda.

¿Está todo perdido o todavía podemos cambiar el rumbo?

Virginia Cañadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *